¿Qué es el Análisis de Puesto de Trabajo ó APT?

El análisis de puestos de trabajo es un procedimiento encargado de establecer las obligaciones, competencias, habilidades y requisitos que requiere un determinado puesto de trabajo, así como el tipo de personas que se debe contratar para ocupar dicho puesto.

¿Cuales son los beneficios?

El análisis de puestos de trabajo tiene un carácter preventivo con múltiples beneficios derivados para cualquier organización empresarial, ya que la correcta contratación de personal no solo genera ahorro en coste de contratación (y despidos) sino que además mejora el desarrollo y planificación de la empresa respecto a la correcta clasificación de los puestos de trabajo y sus tareas. Permite además, que cuando se genere una vacante, este proceso se realice de manera más rápida y eficiente.

¿Qué incluye el servicio?

Mediante el análisis de puestos de trabajo se consigue información relevante para elaborar la descripción del puesto de trabajo, señalando de manera específica las tareas, obligaciones, responsabilidades, condiciones laborales, responsabilidades de supervisión, los reportes e informes y las técnicas, máquinas, herramientas y equipos usados para cada caso. Igualmente permite especificar requisitos humanos necesarios para el puesto tales como: estudios, personalidad, habilidades sociales, certificaciones, habilidades técnicas, conocimientos, etc.

¿Que incluyen los informes de APT?

  • Actividades laborales. Responde a preguntas sobre la actividad que se realiza en el puesto: ¿Qué se hace? ¿Cómo se hace? ¿Por qué se hace? ¿Cuándo se hace? ¿Cómo se hace?
  • Conductas humanas. Reúne los datos sobre los comportamientos de las personas que realizan una actividad. Además, se determina el grado de exigencia del trabajo así como respuestas a las capacidades de percibir, comunicar, redactar, decidir, cargar, etc.
  • Maquinaria, herramientas, certificaciones.  Presenta información sobre las necesidades específicamente técnicas. Por ejemplo, una determinada máquina o utensilio y su capacidad para manejarlo u otro tipo de herramientas más intangibles como es el conocimiento de la persona (economía, derecho, psicología, deporte, informática, etc.). Además, de explorar si el puesto requiere de ciertas certificaciones específicas (manipulador de alimentos, certificación sanitaria, licencia, etc.).
  • Equipo y auxiliares de trabajo.  Muchos puestos de trabajo no se pueden desempeñar por sí solos y es necesario saber las necesidades de auxiliares o compañeros de trabajo, operarios al cargo o superiores responsables
  • Estándares de desempeño. Para definir correctamente el puesto es necesario determinar los estándares de desempeño de cada tarea. Por estándar de desempeño se entienden, por ejemplo, las características o niveles de calidad, cantidad, o facturación que exige una determinada tarea. Son insumos para la evaluación posterior del trabajo realizado.

Contexto del puesto. Reúne información referente al ambiente y contexto social, organizacional, horarios de trabajo o condiciones físicas.

Requisitos humanos. Recoge la información referente a las capacitaciones, estudios, experiencia laboral, competencias etc. Así mismo atributos personales para el puesto (características físicas, personalidad, intereses, aptitudes, idiomas, don de gentes, habilidades de negociación, etc.)